Los 'articulitos' que sincerarían las cifras de inversión extranjera

Cuando la familia Santodomingo vendió Bavaria a SABMiller, esa transacción no pagó impuestos a pesar de tratarse de la venta de una de las empresas más grandes del país. Muchas veces pagan más impuestos los que venden un apartamento que todo un conglomerado económico.

Una ley que ha pasado de agache y que cursa actualmente en el Congreso podría cerrar esta posibilidad de ahora en adelante. Es una ley que podría aumentar considerablemente el recaudo tributario pero que también podría tener el efecto secundario de sincerar las cifras de inversión extranjera.

Se trata de un proyecto de ley del representante liberal Simón Gaviria sobre disolución de sociedades que ya fue aprobado por el Senado pero que tiene tres artículos que obligan a todas las compañías nacionales y a todas las empresas extranjeras que tengan sucursal en Colombia a informar quiénes son sus beneficiarios reales –es decir, quiénes son las personas naturales que, en última instancia, son sus propietarios.

Muchos colombianos han creado empresas en paraísos fiscales como Panamá, Islas Vírgenes o las Bahamas, donde es muy fácil crear sociedades y no hay que pagar impuestos por tenerlas. A través de esas empresas invierten en Colombia, y oficialmente el dinero de esa inversión queda registrado como inversión extranjera, como lo muestra este gráfico.

Estos artículos fueron promovidos por el Superintendente de Sociedades (y antiguo blogger de La Silla Vacía) Luis Guillermo Vélez y el senador conservador Juan Mario Laserna, y tienen el apoyo de Juan Ricardo Ortega, director de la DIAN. Y siguen la línea de legislación que se está adoptando en otros países como Estados Unidos o Francia para volver menos atractivos los paraísos fiscales y perseguir el no pago de impuestos.

"Esta legislación equivale a una reforma tributaria" le dijo el senador Laserna a La Silla Vacía. "Es fundamental para saber dónde están los capitales colombianos y para formalizar la situación irregular de muchos. Si el presidente Santos apoya la norma y nos ayuda a sacarla adelante en la Cámara, ahora sí se podrá decir que es un 'traidor a su clase'".

Aunque no se puede presumir que toda la inversión que viene de esos paraísos fiscales es de compañías de colombianos ávidos de pagar menos impuestos, el ejercicio de restar esos montos de la inversión extranjera total sí ayuda a dimensionar qué tan grande realmente es.

Éste sería el efecto de estos artículos sobre el monto de inversión extranjera que registra el Banco de la República, que se reducirían en más de una cuarta parte.

Ver nota original

Comentarios

Enviar un comentario nuevo